Blog

Técnicas de relajación y rutinas de ejercicios

El momento en que comenzamos a preparar el examen de grado es el comienzo de la transición de pasar de ser estudiantes a profesionales. Vivimos una serie de cambios intrínsecos y cambios de humor que provoca que estemos ansiosos, irritables y tensos, es por esto que tutoresderecho.cl te entrega recomendaciones para cuando te veas enfrentado a alguna de estas situaciones y de esta forma te puedas sentir mejor durante el periodo de preparación de tu examen.

Es así como el examen de grado se transforma en aquel desafío que pone fin a tu etapa universitaria. Ahora bien, este camino no es fácil, por lo que la preparación implica hacer grandes sacrificios tanto físicos como psicológicos. Un problema habitual con el que se ven enfrentados los alumnos, consiste en los estados de ansiedad y el aprender a controlarlos, es por esto que se aconseja seguir una técnica de relajación mezclada con una rutina de ejercicios.

En un ejercicio de relajación hay tres pasos que pueden ser muy efectivos para lograr este estado:

  1. El primero es masajear las orejas de adentro hacia afuera, centrando la presión en el lóbulo.
  2. El segundo es frotar la cara, poniendo especial interés en la zona de los ojos, luego la nariz y luego la boca.
  3. La tercera y final, es masajear la cabeza como si te estuvieras lavando el pelo, suavemente con la yema de los dedos por todo el cuero cabelludo.

También se recomienda incorporar una rutina de ejercicios diaria que ojalá comience a la par con el periodo de estudio. La idea es que exista una vía de liberación de tensiones, esto puede ser yendo al gimnasio, bailando, trotando o caminando. Así se recomienda realizar algo que permita por lo menos 2 veces a la semana que el cuerpo se relaje y la cabeza no piense en exceso.

Finalmente, es importante la planificación de actividades. Si uno como estudiante tiene la capacidad de planificar las actividades por semana o por día, podrá tener momentos de plena relajación y momentos para dedicar al deporte, descanso y alimentación de manera correcta, lo que ayuda a mantener un ritmo de estudio más efectivo.