Blog

Cómo descansar de manera correcta durante la preparación de un examen de grado

La época de preparación de un examen de grado es muy compleja ya que sentimos que nuestra cabeza no deja de pensar y cuando llega la noche el cerebro comienza a activarse y pensar en supuestos, eso hace difícil poder conciliar el sueño y hace que al otro día tengamos menos concentración y energía para logra estar óptimos para una nueva jornada de estudios. Es por esto que en tutoresderecho.cl te entregamos técnicas que sin duda harán que mejores tu manera de dormir.
Primero debes asegurarte que el ambiente en el que duermas sea un lugar tranquilo, evita llenar tus paredes con apuntes y quedarte leyendo hasta altas horas de la madrugada, ya que sobrecargas tu cerebro de información y eso evita que puedas pensar con claridad, hazle caso a las señales de tu cuerpo y si te sientes cansado, descansa.
No comas comidas pesadas antes de dormir, ya que estas te activan y no permiten que tu cerebro entienda que necesitas descansar y recuperar fuerzas.
Realiza ejercicios de relajación en silencio y con la luz apagada hasta que te sientas tranquilo, trata de no pensar en los “qué pasa si…” del día en que enfrentes tu examen de grado.
Eleva tus piernas al dormir, ponlas sobre un cojín, de esta forma tendrás una mejor circulación y encontrarás una posición más placentera para conciliar el sueño. Esta posición ayuda a bajar la presión de las partes bajas de tu espalda en las que tal vez, sientas presión por la posición de estudio del día.
Fija un horario para dormir, esto te ayudará a conocer tus tiempos y a organizar tus horas de estudio y comida. Es muy importante que en este proceso tengas una vida ordenada, así manejarás de mejor manera la situación.
Evita hacer ejercicios antes de ir a la cama, ya que estos liberan endorfina y activan tu organismo, la idea es que estés lo más relajado posible a la hora de descansar.
Con estos consejos, en tutoresderecho.cl te garantizamos un buen dormir, y de esta manera todos los días tendrás la energía suficiente para poder optimizar tus horas de estudio.

En resumen:

  1. Asegúrate que tu pieza sea un ambiente tranquilo, sin nada que lo ligue al estudio.
  2. Comer alimentos livianos en la noche y no comer y acostarte enseguida.
  3. Realizar ejercicios simples de respiración en un ambiente calmo (inhalar por la nariz y botar por la boca).
  4. Eleva tus piernas al dormir.
  5. Fija un horario de descanso.
  6. No hagas ejercicios en la noche, hazlos por la mañana.